Cirugía reconstructiva de mama

RECONSTRUCCIÓN MICROQUIRÚRGICA CON TEJIDO DEL ABDOMEN (DIEP) Y OTROS MÉTODOS (LATISSIMUS DORSI Y EXPANSORES)

El cáncer de mama sigue siendo el tipo de tumor más habitual entre las mujeres en la sociedad occidental. Su tratamiento consiste en una parte quirúrgica (desde tumorectomías circunscritas hasta la mastectomía o extirpación de la mama), y una parte oncológica médica basada en tratamientos con fármacos (quimioterapia) y se puede completar el tratamiento desde el punto de vista oncológico físico (Radioterapia).

La reconstrucción mamaria será un escalón más en el proceso de curación, ya que mediante el mismo conseguimos restaurar la morfología corporal de la mujer y por lo tanto forma parte del tratamiento y tiene unos claros beneficios psicológicos.

  • Restituye el órgano perdido
  • Permite recobrar la feminidad
  • Permite mejorar la imagen personal
  • Favorece un equilibrio psicológico
  • Contribuye a atenuar la conmoción que supuso la lucha contra el cáncer.

En el año 1994 se desarrolla una técnica microquirúrgica llamada DIEP (Deep Inferior Epigastric Perforator) que ha marcado un antes y un después en el campo de la reconstrucción mamaria dado que permite reconstruir una mama lo más parecida a su la original en cuanto a color, tacto y evolución en el tiempo.

El DIEP/SIEA es el acrónimo utilizado para definir la técnica más avanzada en el campo de la reconstrucción mamaria. Utilizamos la piel y grasa del abdomen, sin destruir ningún músculo y sin aportar ningún material extraño para el cuerpo (implantes mamarios). El objetivo del cirujano plástico es crear un nuevo pecho lo más parecido posible a una mama natural. Este procedimiento no interfiere en el tratamiento previo o posterior , ni en el control posterior del cáncer de mama (o sea, que oncológicamente es absolutamente complementario). Prueba de ello es que cada día son más los oncólogos que lo recomiendan. En el caso de sufrir una recidiva del tumor una vez ya reconstruída la mama, esta reconstrucción no interferirá negativamente en el diagnóstico precoz de tal recaída si los mecanismos exploratorios son los adecuados.

Este método de reconstrucción es el más utilizado en los centros hospitalarios de mayor prestigio del mundo. Puede aplicarse a la mayoría de pacientes mastectomizadas.

Se conoce como “Latissimus Dorsi” a la técnica de reconstrucción mamaria que utiliza tejido muscular y/o cutáneo de la zona dorsal del cuerpo de la mujer. Se trata de un área con una importante superficie. En concreto, la técnica utiliza piel, grasa y músculo, lo que se conoce como “colgajo miocutáneo” ubicado en esta zona de la espalda y que a través de la axila será depositado en la zona mamaria. Podemos obtener una forma del nuevo pecho muy natural tras una mastectomía y en la mayoría de casos sin la necesidad de añadir un implante. El Dr Daniel García Paricio tiene una larga experiencia en cirugía reconstructiva a nivel mamario al haber pertenecido durante años al servicio de Cirugía Plástica de hospitales de tercer nivel tan reconocidos como lo son el Hospital Clínic y el Hospital de Sant Pau de Barcelona.

1. Intervenció
2. Postoperatori
1. Preparació

Se trata de un método de reconstrucción de la mama simple y rápido. Para ello se utiliza un dispositivo (el expansor mamario) que permite dilatar la piel y músculos mediante la introducción progresiva (semanas) de suero fisiológico en el dispositivo. Esta inyección de suero favorece la distensión de la piel y el aumento del volumen de lo que será la nueva mama y de forma progresiva. El expansor será substituido posteriormente por una prótesis mamaria definitiva, cuando tengamos la forma y el volumen necesarios, por lo que podemos concluir que este tipo de técnica requiere de dos fases de reconstrucción.

1. Intervenció i postoperatori
Preparación
Intervención
Post-operación
1. Preparació
2. Intervenció
3. Postoperatori